The spine and your child’s movements

Proper development of the spine is key to gain balance in the vertical position (sitting or standing). The spine has to have the right stability and proper flexibility to allow counterbalance, weight-shifting and proper control of any movement. 


Your child should have the ability to move along the spine with little undulations (moving smoothly up and down). The more the spine allows this wavy behaviour, the more integrated and controlled the movements will be. 


When the spine doesn’t have these movements, then the child compensates with excessive movements on the arms and legs, or it requires a wider base to keep the balance. 


I am sharing with you the example of this boy. When first tested, the spine wasn’t showing the undulations in sitting, and then when walking, he was compensating with a wider base (the legs were more spread) and he was increasing the tone of his left arm to assist his balance.



His mother worked on his fascia at home with the techniques she learned during their CoreFlow Program, after 8 months we assessed again and he had improved the ability to undulate through the spine. With this, then he could walk more forward (better line of progression) with a closer base and with less compensations on his left arm. 


These improvements are the result of a strategy that understands the body from the biotensegrity point of view and the role of fascia in movement and postural control.





WeFlow´s tip for you!


Adding sponges on your child’s seat will invite small movements through the spine.

—————

La columna y los movimientos del niño

El adecuado desarrollo de la columna vertebral es clave para lograr equilibrio en la posición vertical (sentado o de pie). La columna tiene que ser suficientemente estable y al mismo tiempo flexible para permitir contrabalanceo, transferencias de pesos y adecuado control de cualquier movimiento. 


El niño debería tener posibilidad de mover su columna vertebral en pequeñas ondulaciones (movimientos en ondas). Mientras más se vea este comportamiento de la columan más controlado serán los movimientos en general. 


Cuando la columna no tiene estas ondulaciones, entonces el niño compensa con movimientos excesivos de los brazos y las piernas, o requiere una base de soporte más amplia de apoyo para mantener su equilibrio (por ejemplo piernas abiertas al caminar)


Aquí comparto con ustedes el ejemplo de este niño. Durante la primera evaluación, la columna no mostraba las ondulaciones en sentado, y al caminar, compensaba con una base amplia (las piernas más separadas) y aumentaba el tono de su brazo izquierdo para asistir su equilibrio.



Su mamá trabajó sobre su fascia, en su casa, con las técnicas que aprendió en su programa CoreFlow, y luego de 8 meses, reevaluamos, notando una mejoría en las ondulaciones de la columna. Con ello, el pudo caminar con una mejor línea de progresión (todo su cuerpo mirando al frente) con una base más cerrada y con menos compensaciones del brazo izquierdo. 


Estas mejoras son el resultado de una estrategia que entiende el cuerpo desde el enfoque de biotensegridad y el rol que tiene la fascia en la postura y el movimiento.



¡Tips de WeFlow para ti!


Al poner esponjas en el asiento de tu hijo puedes estimular los pequeños movimientos de la columna.

0 views